Night


Ella se quedo dormida, un sueño profundo, el cual hubiera preferido nunca despertar, pero lo hizo y vive la realidad, cruel, todos los días. Llanto tras llanto, lamentándose por no vivir de la manera que ella preferiría, despertándose a la mañana sabiendo que va a sufrir todo el día. Lo único que le queda es una pizca de esperanza de despertar en otro mundo, el mundo que sueña todas las noches, por que la única parte del día que le gusta es ese instante donde su cabeza toca la almohada y cierra sus ojos.

8 comentarios

escuchando palabras dijo...

mmm...me ha sucedido, muchas veces la realidad q te atropella no es totalmente tuya y abruma...se duerme para aliviar...feliz miercoles!

Alba Netzmare dijo...

Llorar hasta quedar dormida es una dulce forma de llorar, aunque no por ello menos terrible.
Ojalá poder escoger nuestra vida, nuestras compañías, los sucesos que habremos de enfrentar. Nos dejaríamos, de este modo, de tanto sufrimiento.
Sin embargo... No es fácil, y quizá la tristeza sea necesaria.

<3

Martina Romá dijo...

Ojalá todos viviésemos en el sueño que deseamos.
Supongo que es normal que tengamos una parte del día preferida, en mi caso también es cuando se alcanza la cama :)
un besito, y te sigo :)

Bru dijo...

"lamentandose por no vivir de la manera que ella preferiría" Ay dios, si no me identifico con eso!!
Personalmente cuando estoy triste, tampoco veo la hora de irme a dormir, llega aser una necesidada!
Saludos! :))

Sans dijo...

Hay que conseguir ese equilibrio entre lo que queremos y la realidad.
Un beso(:

Gaby Marconi dijo...

Linda entrada, muy profunda. Me gusto mucho.
Besos.

Jennifer. dijo...

Hace poco escuche: ¿Que diferencia hay entre vivir una vida que no quieres y el no vivir?
Lamentablemente, creo que muchos vivimos eso diariamente.
Alguna vez también escuche: Deja de soñar tu vida y vive tus sueños.
Debería poner en práctica éstos consejos. Deberíamos ponerlo en práctica todas aquellas personas que nuestra parte favorita del día es ese instante donde tocamos la almohada y cerramos los ojos.
Besos.

Milagros dijo...

Después de todo esta es nuestra única vida, y no es eterna, si no realizamos cambios nos veremos condenados a vivir en la misma absurda realidad en la que nos gustaría no estar. ¿Que estamos esperando? suerte, me encanta leer tus entradas!
http://iwantliberty.blogspot.com.ar/

Con la tecnología de Blogger.
© Love the change
Maira Gall